PROYECTO BADASS - FASE I CONCLUIDA, CON DATOS Y CIFRAS!



Ya he realizado unas cuantas modificaciones en la moto, y el proyecto va cogiendo forma.


No solo ha cambiado bastante estéticamente, sino que he aligerado la moto en unos cuantos kilos, mejorando sus prestaciones.










Para los que se han perdido algún capitulo, os recuerdo de que va el asunto.

Hace unos meses me convertí en el feliz propietario de una Honda CB 500 del año 98. El plan era modificar la moto estéticamente, y aligerarla de una decena de kilos para mejorar sus prestaciones.

Las modificaciones estéticas iban a seguir pasos similares a los de las famosas Café Racer, y no me refiero a intentar darle un parecido con aquellas máquinas de hace cinco décadas y que tan de moda están ahora, sino al espíritu que animaba a sus dueños, aligerar, aligerar y aligerar. y a veces añadir semimanillares.

Así que el plan era aligerar la moto todo lo posible dentro de margenes económicos y técnicos razonables. Pero también aligerar visualmente para intentar conseguir una linea simple. Un motor, una carrocería mínima, un par de ruedas, un manillar, y a correr!

Como veis, la parte estética iba unida de la mano con la técnica.
Por supuesto que se pueden hacer cosas más salvajes, como eliminar colín, cortar chasis, etc. Pero quería mantener la línea original de las CB, y poder volver a dejarla de serie si me apetecía.

En la última entrega de la saga, la moto estaba así, una vez quitados soportes de maleta y cúpula:




En los últimos años he cogido la costumbre de pesar mis motos con un método muy sencillo.
Siempre las peso con el depósito de gasolina lleno, así sé lo que pesan realmente en el peor de los casos.
Siempre me salen pesos entre 10 y 20 kgs superiores a lo que declaran los fabricantes en las mismas circunstancias...

En el caso de la CB 500, he obtenido un peso total de aproximadamente 205kgs, con el depósito de gasolina de 18 litros lleno, y totalmente de serie. Honda declaraba 173kgs en seco para este modelo. Por lo visto la escurrían muy bien.

Así que vamos a ver como quitar peso y mejorar la estética.

Afortunadamente, cuando compré la moto venía con un escape de aluminio y también me dieron el de serie, así que puedo comprobar las diferencias de peso.

El silenciador de serie pesa 6 kgs.




El silenciador Yoshiki de aluminio pesa 2,5 kgs. Menos de la mitad.




Un ahorro de 3,5 kgs, no está mal. Debo decir que en mi Honda Transalp 650, cuando cambié el silenciador original por un Mivv de carbono reduje el peso en casi 6 kgs!
En motos recientes se nota aún más la diferencia, sobre todo si son de gama media. La actual normativa de ruido y contaminación, junto con la necesidad de ahorrar costes en materiales para tener precios atractivos hace que los escapes de serie pesen una barbaridad.

Con el cambio de intermitentes he ahorrado aproximadamente medio kilo, aunque esto obedecía más a criterios estéticos. Podéis ver aquí el peso de diferentes intermitentes.

También he eliminado los herrajes que hay bajo el colín, que sirven para enganchar pulpos y para facilitar la tarea de subir la moto al caballete central.




Otra operación estética que ha reducido levemente el peso ha sido la eliminación de los aletines del radiador.




Aquí podéis observar el aspecto de la moto sin esos aletines.








Seguimos con la política del dos por uno. Quiero mejorar la postura de conducción (a mi gusto), y que se note estéticamente.

El manillar de serie no me gusta, voy en una posición forzada que no me convence. Tampoco me gustan los semimanillares, prefiero los manillares anchos, tipo cross, que dan mucha sensación de control en carreteras de montaña reviradas.

Así que me he agenciado este bonito manillar de enduro.

cross supermotard



Es un Vicma de aluminio que anda sobre los 30€, una miseria. Existe en varios colores, pero yo me he pillado el negro mate que pega con el aspecto que quiero darle a la moto.

Le he quitado el refuerzo central, que no casa con el resultado que busco y es innecesario ya que no tengo pensado saltar con la moto (o al menos no con frecuencia...). Así luce junto al de serie, es muuuucho más ancho y plano.




Los espejos retrovisores redondos y cromados molan mucho... en una custom! En una naked deportiva quedan arcaicos.
Como soy un tipo muy legal (casi siempre), y considero que la seguridad es lo primero (es absurdo morir atropellado por un coche, por lo menos que haya crocodilos involucrados o algo fuera de lo común y que luzca en la lápida), he decidido buscar espejos compatibles y 100% legales.
Rebuscando en el catálogo Honda, he visto que los que llevaba la antigua VTR 250 están chulos. Rectangulares y negros, tienen un aspecto moderno, deportivo y sencillo que me agrada. Los tipo "manga japonés" que llevan las motos actuales no terminan de gustarme, demasiados ejes geométricos.

Arriba los originales CB 500, y abajo los de la VTR 250 y que también llevaba la CBF 250.




Obviamente, no he comprado los carísimos espejos originales Honda, sino las replicas realizadas por V-parts, por una fracción del precio, menos de 20€ cada uno.
Ambos tienen rosca M10 invertida, como los originales, pero en la CB 500 es irrevelante, puesto que lleva adaptadores, así que también se le pueden poner espejos con rosca normal quitando estos adaptadores.

Así se ve ahora el mar, con el nuevo manillar y espejos. La postura de conducción es muy parecida a la de las primeras Ducati Monster 600, me encanta!




Es dificil describir la sensación al conducir, el manillar es muy ancho y las manos están muy separadas, es como si te fueras a comer el mundo. Con el manillar original tenía la sensación de estar atrapado en la moto. Hay que ver como cambian las sensaciones con un simple cambio de postura.
Los puños están aproximadamente a dos centímetros del borde del manillar.

Las piñas de luces llevan unos pivotes que encajan en unos agujeros del manillar de serie. Esto impiden que se giren sobre el manillar al utilizarlas, o al acelerar.
Al sustituir el manillar tenemos dos opciones, taladrar agujeros en el nuevo manillar, o eliminar los pivotes de las piñas de luces.
Yo prefiero la segunda opción, esto me permite cambiar de manillar cuando me dé la gana sin complicaciones, y también girar la piñas a mi antojo para adaptarlas a mi posición de conducción favorita.
Para evitar que se giren, pongo cinta americana negra rugosa en el manillar y aprieto bien la piña sobre ella.




El puesto de conducción ya está, sigamos con temas estéticos.

Al eliminar los aletines del radiador, quedan sus enganches del depósito a la vista, y afean bastante la linea.




Se pueden cortar sin más, pero quiero conservar la opción de volver a dejar la moto de serie, así que buscaremos otra opción, disimularlos.

Protegemos bien el depósito y el resto de la moto, dejando solo los elementos que deseamos pintar.




Un par de capas de pintura acrílica negro mate, y la cosa cambia bastante.




Si volvemos a colocar los aletines, esos enganches quedan tapados, así que da igual el color que tengan.


Aprovechando un ajuste de válvulas (próximo artículo), y que me sobraba una tapa de culata de mi anterior CB 500, me encapricho con pintarla en rojo, como las Husqvarna, los Ferrari, o los coches Honda V-Tec. Le da un toque de deportividad, y hace juego con las letras del depósito. Lo dicho, un capricho.




Mi anterior CB 500 tenía las tapas laterales en negro mate, que personalmente me gustan más que pintadas del mismo color que la carrocería.
He buscado tapas de segunda mano en buen estado, para conservar las originales, pero o eran muy caras, o estaban en mal estado. Así que un lijado con lija fina al agua, pintura acrílica negro mate, y arreglado.

También he pintado del mismo color la tija superior, que estaba rayada por el roce con las llaves, aprovechando el cambio de rodamientos de dirección (otro próximo artículo).

El escape de aluminio es de excelente calidad, y está muy bien rematado. Además, la moto suena de fábula, pero la marca, Yoshiki, no tiene un nombre muy "glamuroso" que digamos, y canta demasiado que no es el original. Así que elimino la chapita con la marca del escape. Ahora parece de serie!

Y aquí podeis ver el resultado actual de las modificaciones:

















Lo que veis al final del manillar no son topes antivibración, son tapones de goma de palo de escoba jejeje. Si finalmente me gusta esta postura de conducción (creo que si), cortaré el manillar.
Ojo con las anchuras de manillar, puede suponer un problema en la ITV, puesto que hay que mantener la anchura original.




Estéticamente no voy a hacerle muchas más cosas. Repintar los colectores, así como las botellas de la horquilla, ponerle intermitentes homologados (estos de led no me convencen), y una sorpresa que descubriréis más adelante. También tengo que arreglar una abolladura en el depósito.

Y que tal el ahorro de peso?

Pues vamos bien. Echemos cuentas.

Moto de serie, 205 kgs.
Cambio de escape -3,5 kgs
Cambio intermitentes -0,5 kgs
Eliminar aletines -0,4 kgs
Eliminar hierros bajo colín -0,8 kgs

Más de  cinco kilos de ahorro, y aún no he terminado. En una moto tan básica no hay muchos sitios en los que quitar peso, pero voy  a superar con mucha facilidad los 10 kgs de ahorro de peso.

Podréis comprobarlo en las próximas entregas, y cuando haya terminado de aligerar la moto realizaré mediciones de aceleración y recuperaciones, para que veáis la diferencia.

Introduce tu dirección email para recibir los próximos artículos en tu correo.


100% libre de spam!


Si quieres compartir este artículo, pincha en tu red social favorita aquí debajo.

10 comentarios:

  1. Hola compañero.

    Me está gustando mucho tu página. Pero, sobre todo, me está gustando estos artículos sobre la cb 500. Tengo una CB 500 s del 99 y me parece muy interesante lo que le estás haciendo. Yo he pensado en convertir la mía en naked que es la estética que más me gusta pero entre los problemas con la itv y el dinerete que cuestan las cosas no me acabo de atrever.
    por otra parte, reconozco que el semi carenado que lleva (aunque feo), protege bastante del viento y no se si ir sin ella iba a ser más incómodo.

    Por cierto, muy guay también el artículo sobre las fiestas de mi Alcoy

    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      La ausencia de carenado se nota sobre todo a partir de 100 km/h, sobre todo si vives en una zona en la que suele hacer fresquete.
      La manera más sencilla y barata de convertirla en naked es vender la S y encontrar un buen ejemplar de la normal. Se le puede poner la cúpula básica Givi en un solo un minuto, y se nota bastante, aunque no tanto como el semicarenado.

      En Alcoy os podéis hinchar a hacer curvas días si y día también. Por cierto, que tal los Moros y Cristianos?

      Saludos!

      Eliminar
    2. Gracias por la respuesta.

      Lo de cambiar de moto lo he pensado, pero la mía va bien y cambiarla me da mal rollo. además creo que si me animara a cambiarla es posible que la sustituyera por otro modelo (aunque con este no necesito mas). osea, que creo que me quedaré como está.

      Seguiré viendo tus progresos a ver si me animo a hacerle algo a la mia.

      Las fiestas bien, aunque yo no he estado mucho. jejeje

      un saludo.

      Eliminar
  2. Me encanta leerte y aprender de todas las cosas que le haces a las motos. Donde me has tocado la fibra es con lo del manillar endurero. Lo echo en falta en mi actual Honda FX 650 Vigor. La sensación es exactamente la que describes. Pero liarme a cambiarlo... y la longitud de los cables etc. A veces he pensado poner el de la Dominator y utilizar sus sirgas. Nada...que lo había descartado y me has vuelto ha hacer pensar en ello.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, y gracias por pasarte.
      A simple vista, yo diría que se le puede poner un manillar un poco más ancho sin tener que alargar las sirgas, en mi CB 500 no he tenido que tocarlas y el manillar de serie es muy estrecho. Pero tampoco te lo puedo asegurar.
      El manillar Vicma es bastante barato, y a la malas como es aluminio puedes cortarle fácilmente un trozo en las puntas.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Muchas gracias por responderme y por el cosejo. A ver si me decido.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Que buen trabajo estas haciendo , me gusta como se esta quedando , aparte de ver unas modificaciones muy logicas y nada escabrosas , Chapo , deseando ver el proximo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus comentarios Alejandro.

      Eliminar
  4. Estoy ansioso por ver los siguientes pasos, de hecho estoy emulando alguno de ellos, pero ¿Cómo has colocado los contrapesos al manillar? ¿Has probado a montar el manillar? ¿Has notado algún cambio en las vibraciones?
    Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      De momento no llevo contrapesos, son unos simples tapones de goma que recubren la parte del manillar que sobresale de los puños. Da el pego.
      Más adelante cortaré ese sobrante, y ya veremos si le pongo contrapesos o no. De momento no noto más vibraciones que con el manillar de serie y sus contrapesos.
      Saludos!

      Eliminar