CONVIERTE TU MOTO EN UN MISIL TIERRA-TIERRA !!



A todos los moteros nos pasa lo mismo.
Nos encanta nuestra moto, peroooo... si acelerara más, frenara mejor, y fuera más ágil, aún nos gustaría más!
Reto aceptado, vamos a resolver esta ecuación aparentemente imposible.










Hoy vamos a hablar de algunos conceptos básicos de mecánica, pero voy a hacerlo de manera muy simple, y espero que ningún purista se ofenda. Voy a hablar en términos muy generales, para que todos nos entendamos y poder aplicar las conclusiones en la mayor parte de los casos, aunque obviamente existirán excepciones.

Casi siempre nos obsesionamos con la potencia pura de una moto. Que si este modelo saca tantos caballos, que si este otro tiene dos más y por lo tanto es mejor, etc. Pero pocas veces nos fijamos en sensaciones o efectividad real.

Os pondré un ejemplo sacado del mundo automovilístico, y que algunas personas habrán tenido oportunidad de comprobar.
Comparemos dos Volkswagen Golf de similar potencia, el TSI de gasolina y 150 cv, con el TDI diesel también de 150 cv.
El coche de gasolina tiene mejor aceleración de 0 a 100 km/h, pero el TDI tiene mucho mejores recuperaciones gracias a su mayor par motor.
Y ahora debes preguntarte, cuando conduces en el día a día o en una salida de fin de semana, que sueles necesitar con mayor frecuencia, salir chirriando ruedas de los semáforos cada pocos metros, o tener buena capacidad de aceleración en un adelantamiento o a la salida de una curva?
Las recuperaciones transmiten muchas más sensaciones, y se requieren con mayor frecuencia.

En el mundo del motor, como en cualquier otro ámbito, se aplican las leyes de la física. Resumiendo mucho, y obviando algunas cosas como desarrollos, o manera de entregar la potencia, podemos resumir algunas certezas de la siguiente manera:

  • Para tener mucha aceleración necesitamos una buena relación peso/potencia
  • Para tener buenas recuperaciones requerimos una buena relación peso/par motor
  • Para conseguir una gran velocidad máxima necesitamos la mejor relación potencia/aerodinámica


La mayor parte de las motos de más de 250cc superan ampliamente los límites de velocidad actuales, e incluso las de media cilindrada alcanzan sin problemas los 180-200 km/h.
Tal como están las leyes actuales, vamos a olvidarnos del tema de la velocidad máxima, que reservaremos para circuitos, y a centrarnos en las aceleraciones y recuperaciones, que es lo que realmente utilizamos cada vez que nos subimos a la moto.




Volvamos a repasar el asunto. Para obtener mejores aceleraciones hay que mejorar la relación peso/potencia, y para conseguir buenas recuperaciones hay que mejorar la relación peso/par motor. Hay un denominador común en ambos casos, el peso.

Pero aquí no acaba el asunto. Resulta que si reduces el peso de una moto sin cambiar nada más, también frena más!! Es decir, se para en menos metros y puedes apurar más la frenada, fundiendo a tus competidores en la entrada de la curva jajaja.
Y para colmo, menos peso también significa mayor agilidad en curvas, en uso urbano, o por zonas complicadas en el caso de motos de campo.

Porque resulta que reducir el peso le viene bien a todas las motos, ya sean deportivas de asfalto, o motos de enduro, todas salen ganando. O mejor dicho, sale ganando el piloto, que con menos esfuerzos irá más rápido y se cansará menos.

Hay personas que se obsesionan con aumentar la potencia de sus motores, pero esto suele ser caro, y todos los preparadores saben que preparar un motor significa renunciar a un elemento del siguiente trío, potencia/fiabilidad/coste.
  • Si quieres potencia y fiabilidad tienes que gastar mucho.
  • Si deseas potencia a bajo coste tienes que sacrificar la fiabilidad.
  • Y si desear mantener la fiabilidad y gastar poco, olvídate de conseguir mucha potencia extra.

Pero al reducir el peso total de la moto para conseguir mejorar la relación potencia-par/peso, no tenemos que tocar el motor, y por lo tanto mantenemos su potencia y fiabilidad de serie. Otra gran ventaja.


Ahora es cuando una persona inteligente diría: "en ese caso, los fabricantes de motos seguro que diseñan las motos lo más ligeras posible", y tendría razón, pero solo en el caso de las motos caras y destinadas a un uso competitivo, como pueden ser una Honda CBR 1000 RR, o una KTM 450 de enduro, que son motos muy difíciles de aligerar sin gastarse un dineral, y aún así solo se arañarían unos gramos.

Las demás motos tiene que cumplir otros criterios, como son, además de satisfacer normas de ruido o contaminación muy estrictos, tener costes de fabricación lo más reducidos posible, o disponer de elementos prácticos que requiere el usuario medio, pero que añaden peso. El mismo usuario medio que apenas va a notar que la moto tarde dos o tres segundos más en acelerar de 0 a 100 km/h, o en recuperar de 60 a 120 km/h.

Pero tú que estás leyendo este artículo aspiras a ganar esos tres segundos, que te ayudarán a dejar en ridículo a tu amigo que teóricamente tiene una moto más potente. Menuda cara se le va a quedar jejeje.

Cuanto menos potente sea una moto, más va a notar la reducción de peso, y mayor va a ser la mejora de prestaciones.


Ahora que hemos sentado las bases del artículo, vamos al grano. Como reducir peso?

Los seguidores del blog saben que soy un poco gañan, y no me gusta gastar tontamente. Invertir 100 o 200€ en cambiar la tornillería del motor para ganar 500 gramos es algo que voy a dejar para los equipos de competición, que tienen mayores recurso y ya han agotado todos los demás puntos en los que reducir peso.
Yo prefiero obtener la mayor eficiencia posible del dinero invertido, e incluso en algunos casos se puede eliminar mucho peso sin gastarse ni un duro.


Lo primero que debes hacer es mirar bien tu moto. Que elementos puedes eliminar que no sean imprescindibles para el funcionamiento de la moto, que tu no necesites para tu utilización, o que no sean legalmente requeridos?

Hace poco inicié el proyecto de la Honda CB 500 BadAss, en el que iré plasmando todo lo que reflejo en este artículo, hasta convertirla en un mal bicho que dará más de un susto a algún despistado...
Como ejemplo de lo anterior, en esta moto voy a quitar unas asas que hay debajo del colín y que solo sirven para atar equipaje. El ahorro de peso será superior al kilo, y sin gastar un duro!

A diario veo gente que ha recargado su moto con todos los accesorios posible que han encontrado en algún catalogo, la mayoría inútiles o que apenas van a utilizar. Si supieran lo mucho que afecta negativamente a las prestaciones o manejabilidad de su moto...
Yo estoy a favor de montar accesorios que resulten útiles para mi utilización, pero no de manera indiscriminada!


El segundo paso consiste en reemplazar elementos de la moto por otros más ligeros y que cumplan la misma función.

Yo suelo aprovechar este punto para matar dos pájaros de un tiro, y mejorar la estética u otros factores.


Donde más peso se puede ahorrar es en la sustitución del silenciador de escape, ya que los de serie pesan muchísimo. Tienen que cumplir con normas antiruido y anticontaminación muy estrictas, además de ser baratos de fabricar. El resultado es un armatoste de chapa que pesa una barbaridad.

Para que os hagáis una idea, el silenciador original de mi ex-Transalp 650 pesaba unos 10 kilos, mientras que el silenciador homologado MIVV de carbono que le puse solo pesaba 3,5 kilos. Un ahorro de 6,5 kilos!! Una barbaridad!!




Las escapes que mejor resultado me han dado en relación calidad/precio son precisamente los MIVV y los LeoVince. Pero hay otras marcas muy buenas.

Es probablemente el punto en el que más peso se puede recortar, y de paso mejoramos la estética, el sonido de la moto, y en menor medida la potencia del motor.

Pero aún se puede recortar más el peso, y sin gastar mucho!

En breve podréis ver como le voy quitando peso a la Honda CB. Mi objetivo es conseguir una reducción de entre 10 y 15 kgs, una jartá!!
De esta manera, esa moto que ya tiene muy buena relación peso/potencia de serie, mejorará un montón, poniéndose a la altura de motos con mayor cilindrada y potencia, pero con un coste total ridículo.

No os perdáis los próximos artículos que voy a redactar sobre las modificaciones que realizaré a la Honda CB. Se podrán aplicar a cualquier moto, probablemente sean sencillos y fáciles de realizar por uno mismo, y el resultado puede ser asombroso!
Para no perderos ninguna entrega, os recomiendo que os suscribáis al blog, así recibiréis los artículos en vuestro correo 100% libres de spam:


Introduce tu dirección email para recibir los artículos:





Y tú, como has mejorado las prestaciones de tu moto?




10 comentarios:

  1. Muchas gracias por el tema.
    Estaré atento a futuras entregas.

    ResponderEliminar
  2. El jinete puede bajar kilos tb ;-)

    Ahora en serio, me interesa mucho el tema, que imagino vas a poner en práctica con la CB 500

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, los kilos del jinete también influyen. Además, cuanto más en forma estás, mejor vas con la moto y menos te cansas.
      Yo lo noto mucho con la moto de campo. Cuando estoy un poco "abandonado", me caigo más y me canso un montón. Pero cuando estoy en una época más "atlética", paso mucho mejor por todos los lados y apenas me canso.

      Voy a aligerar bastante la CB, y lo iré documentando todo, con pesos y mediciones.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Muy interesar el artículo. Yo también creo que rebajar peso es más importante que aumentar potencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel!
      Reducir el peso beneficia todos los aspectos de la conducción, prestaciones, frenada, manejabilidad, etc.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Sigo el artículo con atención.
    Pero en el caso del silenciador..... realmente la inversión merece la pena?
    Creo que en este caso concreto, la máxima del mínimo coste se dispara un poquito, no?
    Estoy deacuerdo en el tema accesorios fuera, pero no sé hasta que punto será legal.
    Me refiero a los intermitentes, soporte de matrícula, estriberas del pasajero y esas cosas que, poco a poco, consiguen sumar una buena cantidad de gramos/kilos...
    Lo dicho, estoy atento pues también quiero aligerar la mía para darle más agilidad en campo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro,
      Pues depende del precio del silenciador, los hay de aluminio y homologados a bastante buen precio. Suele ser el punto en el que más peso se puede eliminar. Además, al estar situado alto y lejos del centro de gravedad de la moto, se nota bastante en la agilidad de la moto por campo.
      Ahora bien, las motos de enduro suelen traer de serie escapes bastantes ligeros, por lo que es dificil reducir peso y hay que recurrir a materiales caros. En esto caso solo le veo ventajas de cara a competir, donde si se pueden notar esos gramos ahorrados junto con otros.

      En el tema de accesorios, me refiero a elementos que tienen poca o ninguna utilidad, y manteniendo la legalidad.
      Por ejemplo, en el caso de la CB 500 hay dos agarraderas bajo el colín que solo sirven para ayudar a levantar la moto sobre el caballete o enganchar pulpos. Yo no suelo utilizarlas, así que las he quitado, y al ser de hierro te aseguro que pesan bastante.
      En breve publicaré un avance sobre la situación actual del proyecto.
      Saludos!

      Eliminar
  5. No tiene que ver con aligerar el peso, pero un filtro de aire tipo K&N hace que la moto respire mejor en bajos, y en mi caso lo noté mucho. Y unas bujias de iridio también se notan, sin ser un gran desembolso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confirmo lo del filtro K&N. En mi Transalp 650 hizo milagros, más potencia, y menos consumo!
      En otros modelos puede que el resultado sea diferente, pero el simple hecho de ser lavable lo convierte en una buena inversión frente a filtros de papel.
      En el caso de las bujías de iridio, personalmente no he notado una gran diferencia, pero algo harán.
      Saludos!

      Eliminar