APLICAR PINTURA ANTICALÓRICA




En el proyecto de la Suzuki DR 650 RSE tuve que trabajar con diferentes tipos de pintura, y una era de tipo anticalórico.

Veremos como aplicarla, y cual ha sido el resultado.








Como decía, la Suzuki DR 650 RSE recibió una buena capa de pintura en casi todos sus componentes.
Personalmente prefiero utilizar pintura acrílica, que en mi opinión es la más resistente y seca muy rápidamente después de aplicarla.

Aproveché el proyecto de la DR para investigar cuanta temperatura aguantaría este tipo de pintura, ya que la información que se puede encontrar por internet no está muy clara al respecto.
Pinté todo el motor con este tipo de pintura, excepto el colector de escape, que alcanza temperaturas muy elevadas que sabía que esta pintura no aguantaría.

No tenía claro que la pintura fuera a aguantar en el cilindro y en la culata, pero como se aprecia en las siguientes fotos, después de varios meses con temperaturas ambientes de 25-30ºc, uso urbano y rutas enrevesadas en segunda y tercera, ha soportado muy bien estas altas temperaturas.




Incluso alrededor de la salida de escape ha aguantado bien.




Sin embargo, como se aprecia también en las fotos, la pintura del protector del colector no aguantó y empezó a escamarse. Así que toca repintarlo, pero esta vez con pintura anticalórica.




Le pegamos un buen lijado a la pieza para eliminar la pintura acrílica, óxido, y de paso reducir desperfectos. Esta pieza no necesita un lijado muy fino, así que la ataco con papel de lija de 260, y la remato con lija de 800.

A continuación la limpiamos con un trapo y disolvente para eliminar polvo y grasa.




Y aquí tenemos la famosa pintura que resiste altas temperaturas.



Pintamos una primera capa fina con pasadas cruzadas no muy cerca, ya que es fácil que esta pintura gotee.
Una hora despues le pegamos una segunda pasada, y dejamos secar al menos otra hora.



Este tipo de pintura requiere curarse a alta temperatura, pero no recomiendo utilizar el horno de casa si no se quiere que las comidas sepan a pintura los próximos meses.

En este caso, he montado el protector en su sitio, y me he ido a dar una vuelta con la moto a ritmo tranquilo por una carretera costera.
Con un paseo de una hora ha sido suficiente para que se quede perfecto.
El inconveniente es que durante una temporada el escape olerá a pintura tostada, pero se acaba yendo el olor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario