RENOVAR Y PINTAR PEQUEÑAS PIEZAS METÁLICAS O DE ALUMINIO


piezas oxidadas

Es normal que algunas piezas de la moto envejezcan con mayor rapidez por el uso diario.
Lo malo es que esto también envejece el aspecto general.
Pero lo positivo es que es fácil de solucionar, y obtener resultados que mejoren la estética de tu moto y sean duraderos.








Hace unos días me fui de viaje durante un fin de semana con la moto, en breve publicaré las rutas.

Siempre llevo lo mínimo metido en una bolsa estanca atada al portaequipajes, o en el caso de la Hornet, al asiento del pasajero.

Me esperé al último momento para preparar el equipaje, y cuando fui a buscar la red que utilicé en el viaje anterior, y que era de muy buena calidad, no conseguí encontrarla (luego recordé que se la había prestado a un amigo, y aún estoy esperando que me la devuelva, ejem...).
El caso es que tuve que salir corriendo al centro comercial más cercano a comprarme otra antes que cerraran.

Parecía también de calidad aceptable, pero tras unas horas de carreteras comarcales bacheadas, los ganchos hicieron estragos en la agarradera.


agarradera en mal estado



Más arañazos




A partir de ese momento recoloqué la red de otra manera, pero ya era tarde.
No pasa nada, la agarradera ya tenía algún que otro pequeño arañazo, así que aprovechamos para renovarla.

Este proceso de renovación va dirigido a piezas sencillas que solo van pintadas, sin barniz ni capas protectoras. Para carenados o piezas más elaboradas, es un proceso más complicado.

Empezamos!

La desmontamos para trabajar con mayor comodidad, y con papel de lija al agua de grano 280, y agua abundante, le vamos dando hasta dejarla lisa como la piel de un bebé.

Insistimos especialmente en los arañazos y diversas marcas que tenga la pieza. Al pasar la yema del dedo no se tiene que notar ninguna irregularidad.

Una vez terminado este proceso, pegamos una última pasada con papel de lija al agua de grano 1200 por toda la pieza, salvo las partes que no vayan a pintarse. Esto permite un mejor acabado, y mejor agarre de la pintura.

Lavamos bien la pieza, y la secamos con un trapo limpio. Debe estar perfectamente seca, y evitaremos poner los dedazos sobre la pieza antes de ser pintada.
Toda esta preparación previa es muy importante, y es lo que va a determinar el resultado final.


Agarradera lijada








La parte inferior de la agarradera



La fundición de la pieza de aluminio no era perfecta, así que aún vamos a dejarla mejor de lo que estaba eliminando ciertas rebabas y marcas de fábrica.







La agarradera lleva unas capas de espuma antivibración que vamos a tapar con cinta de pintor para no mancharlas.


Tapamos antes de pintar










En vehículos se utiliza pintura acrílica, que seca rápido y es muy resistente.
Se pueden encontrar los esprays en centros de mecánica rápida (Aurgi, Feu Vert, Norauto, etc.) e incluso en algunos supermercados y tiendas de bricolaje. OJO! En estos últimos, comprobar que se trata de pintura acrílica y no sintética, la mezcla de ambas sería un desastre.

Para la agarradera, empleo el color gris estándar que se utiliza para llantas de coche, y cuyo tono coincide con el de la mayoría de las agarraderas, portaequipajes y otras piezas pequeñas de diversos modelos de moto.


Bote de pintura









Se tiene que pintar en un lugar ventilado, y protegiendo bien las zonas que no queramos que se llenen de pintura. Evitaremos lugares con polvo o partículas en el aire

Si no se tiene experiencia pintando con esprays, es mejor quedarse corto que pasarse echando pintura.
Después de agitar bien el bote durante unos tres minutos, pegaremos pasadas rápidas desde una distancia de unos 20-30 cm.

No hay que intentar cubrir de pintura la pieza en la primera pasada, solo lograremos goteos y churretones.
Damos una primera capa leve, y dejamos secar unos minutos, luego otra, y así sucesivamente hasta dejar la pieza perfecta.

Yo suelo empezar por la parte inferior o que menos se ve de la pieza, y termino con la más expuesta dando alguna capa extra.

Y aquí el resultado:


Asa nueva






Asa del pasajero







Si hemos tenido algún problema en la fase de pintado, goterón, mosca pegada o similar, dejamos secar un par de horas y volvemos a empezar el proceso lijando las irregularidades.

Entre capa y capa de pintura de la agarradera, para entretenerme desmonté algunas piezas con mal aspecto por el sol y la proximidad del mar.


Unas piezas oxidadas








Son piezas con acabado más basto que no requieren un lijado tan fino.

Y aquí, enganchado al taladro, tenemos esta herramienta fantástica, el "Desbastador 3000"


Herramienta para taladro





El "Desbastador 3000" es una herramienta increíble. Elimina el óxido, las impurezas, la pintura descascarillada, la grasa y manchas variadas. Prepara la superficie y la deja lista para ser pintada.

El "Desbastador 3000" es una herramienta imprescindible en tu hogar, y la puedes conseguir en la tienda de Rollo Motero por el increíble precio de 99€!!!! Pero espera, vas a alucinar, este mes puedes conseguir una fantástica oferta de dos "desbastador 3000" por el sorprendente precio de 59,99€...

O puedes juntar un tornillo, una tuerca, un par de arandelas y acercarte a un Mercadona con un euro en la mano. Léete antes este fantástico tutorial.

Y aplicando esta herramienta concienzudamente, obtenemos este resultado.


Estropajos mercadona




En el caso del tapón del radiador, y para no rayar la chapita con sus interesantes anotaciones en japonés, solo he utilizado los discos de estropajo en los cantos, alrededor de la chapa y con mucho cuidado he utilizado lija de agua de grano 280.




Y aquí tenemos el bote de pintura acrílica negra mate.


Espray de pintura







La preparación previa al pintado es extremadamente importante si queremos que el resultado dure incluso más que la pintura de serie. No puede quedar óxido, grasa, ni polvo. Hay que limpiar muy bien la pieza después del lijado.

Antes de empezar a pintar, tapamos la chapita y la parte inferior donde está el muelle y las juntas.


Enmascaramos la chapa









Recortamos con un cutter.


Cinta de carrocero










Así queda con una sola capa de pintura.


Piezas repintadas






Y me tocará volvar a desmontar, preparar y pintar, porque el espray ya estaba muy gastado de trabajos anteriores y no he podido echar tantas capas como me hubiera gustado.
Así quedan a medio terminar en la moto.


Piezas como nuevas



En total he tardado entre hora y media y dos horas en renovar estas piezas, incluyendo desmontarlas y volverlas a montar.

Un último truco. Antes de guardar el espray para próximos usos, en un lugar despejado lo ponéis boca abajo y pulsáis un par de segundos. De esta manera sale gas sin pintura y la válvula se queda limpia.
Para que os hagáis un idea, los dos botes que he utilizado tienen tres o cuatro años y los he utilizado en varias ocasiones a lo largo de ese periodo sin ningún problema.

6 comentarios:

  1. Muy buen trabajo, gracias por documentarlo y compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Andrés, por pasarte por el blog.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Muy interesante y muy didáctico. Gracias por compartirlo :)

    ResponderEliminar
  3. Interesante tutorial. demostración de maña y dedicación!!

    ResponderEliminar