MEJORAR FRENADA GRATIS! (O CASI)

Desmontando pinza de freno

Es muy frecuente leer en foros de motos preguntas de usuarios que se interesan por mejorar la frenada de sus monturas.
Las respuestas suelen ser variopintas, pero habitualmente ignoran algo muy importante.













Este problema de frenada ineficiente se da principalmente en motos con algunos años encima o con un uso intensivo. ¿Casualidad? No.

Cuando la gente pregunta por la posibilidad de mejorar la frenada de sus motos, suelen recibir respuestas como cambiar latiguillos por unos metálicos, poner pastillas de competición, etc.
Es decir, que la solución oscila entre gastar una pasta o gastar un pastón.

En esos casos suelo pensar siempre lo mismo, ¿habrán despedido al ingeniero que ha diseñado una moto que es incapaz de frenar su peso y potencia, o seguirá creando máquinas mortales?

Obviamente, esas motos frenaban correctamente cuando eran nuevas, pero con el paso del tiempo han perdido poder de frenada. Si cambiando las pastillas y el líquido de frenos, y teniendo el disco en buen estado siguen frenando regular, ¿nos estaremos olvidando de algo?

Hoy os voy a hablar de algo muy importante que casi nadie suele revisar y que afecta mucho a la frenada. 
Solo necesitareis un poco de grasa y unos minutos si aprovecháis un cambio de pastillas.

La amplía mayoría de las motos llevan pinzas de freno "flotantes". Esto significa que no están sujetas firmemente al chasis (horquilla o basculante), sino que se deslizan sobre unos ejes para acoplarse mejor al disco.
Estos ejes van engrasados para funcionar correctamente, pero con el tiempo entra humedad, suciedad o polvo de las mismas pastillas.

Existen muchos tutoriales de cambios de pastillas de freno, así que me salto esa parte.


Empezamos!


Aquí tenemos una pinza de freno delantera de una Suzuki GN 250 del 95. 
19 años de duro uso urbano intensivo.
Si intentamos mover la pinza con respecto al soporte, resulta casi imposible, apenas se mueve.


Revisando pinza de freno







En esta foto podemos ver uno de los dos ejes recubierto de su guardapolvo de goma, y que une la pinza con su soporte.


Pinza y soporte de freno






Desmontamos el soporte y los ejes. En la GN es fácil, en otros modelos tendremos que buscar la forma en que los ejes van fijados, pero no suele ser muy complicado dejarlos al descubierto.
En la foto podemos ver los ejes y los alojamientos en los que se introducen del soporte.

Desmontando la pinza








Apreciamos que en el eje, en lugar de grasa hay una especie de pasta solidificada, mezcla de grasa vieja, polvo y porquería en general.

Empecemos la limpieza de los ejes







Limpiamos a conciencia los ejes, alojamientos del soporte y guardapolvos para retirar todos los restos de grasa vieja y suciedad.
Si hay óxido en el eje, tendremos que eliminarlo. Se puede hacer utilizando el mismo estropajo que aprovecho en este otro truco.

Vamos mejorando








Utilizaré esta grasa de litio. No utilicéis lubricantes líquidos tipo 3 en 1, sus efectos durarán poco. Tiene que ser una grasa suficientemente consistente.

Grasa Krafft







Rellenamos bien los alojamientos donde van a ir los ejes.


Rellenamos de grasa






Que quede bien lleno








Ponemos los guardapolvos en los ejes.
Tanto en el lado del eje, como en el soporte hay escalones para que la goma se mantenga en su sitio, las colocamos correctamente.

Dispone de escalones para encajar la goma









Introducimos los ejes en sus alojamientos, y los mantenemos presionados para que salga todo el aire aprisionado. Limpiamos el excedente de grasa.

Ejes montados








Y procedemos a montarlo todo. Ahora la pinza se desliza fácilmente empujando con un solo dedo.

Pinza montada






Os aseguro que se nota mucho la diferencia, y esto resuelve bastantes problemas de frenada que tienen motos con algunos años.

Cada pinza lleva un sistema diferente para sujetar los ejes, pero el concepto es el mismo para todas.

En este caso me he centrado en la limpieza de esos ejes, pero deberíais aprovechar para limpiar bien la pinza, y sobre todo los pistones antes de poner pastillas nuevas, para evitar desgaste prematuro de los retenes y conseguir una frenada limpia.

Haciendo este mantenimiento, no solo frena mejor la moto sino que alargamos la vida útil de pastillas y discos. Con lo que cuestan, vale la pena invertir unos minutos.

Si tus pastillas de freno se desgastan con forma de cuña, probablemente tengas estos ejes medio gripados por la suciedad.

Otra manera de mejorar la frenada es purgando y cambiando el líquido de frenos.

Y ahora que tienes una frenada más potente, puedes seguir suavizando el funcionamiento de la moto mejorando el tacto del embrague, y limpiando y engrasando la cadena.

Saludos!





No hay comentarios:

Publicar un comentario